Lleida: cultura y emoción
© Redacción Book Style
Barcelona

Lleida es un destino muy conocido para los amantes de la montaña, el esquí, la cultura, la gastronomía o los deportes de aventura.  

En el Pirineo se encuentra el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, el único parque nacional de Cataluña, con más de 200 lagos, y los parques naturales del Alt Pirineu y del Cadí-Moixeró. En el Pre-pirineo se halla la sierra del Montsec, con uno de los mejores cielos de Europa por su nula contaminación que le ha valido la declaración de Reserva y Destino Turístico Starlight, y en el llano, el lago de Ivars i Vila-sana, la mayor zona inundable de la Cataluña interior.

En Lleida la naturaleza va de la mano del patrimonio cultural. Tiene a su alcance un legado monumental soberbio cuyas expresiones más emblemáticas son el conjunto románico de La Vall de Boí, Patrimonio de la Humanidad, y la Seu Vella que corona la ciudad de Lleida.

Nieve y deportes de aventura
El Pirineo de Lleida cuenta con 11 estaciones de esquí y 460 km de pistas –encabezadas por Baqueira Beret–. También las comarcas leridanas lideran la oferta de los deportes de aventura y de turismo activo, con actividades distintas de agua, aire y tierra, que van desde las propuestas más adrenalíticas (rafting, barranquismo, piragüismo, puenting, parapente, etc.) hasta las más tranquilas, aptas para todos los públicos (senderismo, trekking, paseos a caballo, etc.).