Adlib, nueva revolución textil
© Gemma Marchena
Ibiza
871

El slowfashion, la artesanía y la sostenibilidad marcan la moda ibicenca más concienciada.

El blanco es el color característico de Ibiza. Un color que tiñe sus casas tradicionales y también la moda Adlib. La Isla Blanca, la llaman, y con motivos más que sobrados. Este paradisíaco enclave del Mediterráneo enarbola la bandera de la moda Adlib, un reclamo con el que se promociona en ferias turísticas. Los tejidos más puros de algodón y puntillas se combinan con vestidos de encaje y tul, transparencias y guipur, demostrando que la indumentaria es el mensaje. Ibiza es moda, es mucho más que blanco, es libertad, pero también es toda una industria que aboga por la artesanía y el consumo responsable.

Desde 1971, Adlib Moda Ibiza reivindica la artesanía que nació como una forma de vida. Los hippies rescataron la vestimenta tradicional de las ibicencas y la convirtieron en tendencia y sinónimo de libertad. Aunque la moda ibicenca es mucho más que indumentaria para disfrutar en la playa. Es una propuesta sostenible elaborada en la Isla, que se pasea por las alfombras rojas o reluce en la moda nupcial con las trazas de la alta costura más exclusiva.

La pasarela Adlib, que en 2019 se ha celebrado del 2 al 5 de mayo, ha estado en su edición número 48 arropada por el cariño de los ibicencos, ya que logró reunir a más de 4.000 personas. Y este año ha llegado cargada de importantes novedades, ya que Adlib no es ajena a las tendencias mundiales. La cita se desarrolló en varias jornadas para mostrar toda la versatilidad de la moda ibicenca.

Futur Adlib abrió la semana más ibicenca consolidándose como la plataforma de los nuevos talentos de la aguja balear. Allí se mostraron las propuestas de seis jóvenes diseñadores de Balears que aspiraban al primer premio, donde resultó ganadora Natalia Martínez Nieto, con su colección ‘Catalina’. Desfiló L’Escola d’Arts d’Eivissa y, junto a Alfonso Sánchez, ganador de Futur Adlib 2017, desfilaron Rebeca Ramis y Patricia Richtsteiger, ganadora de la última edición de Futur Adlib. 

Los días 3 y 4 de mayo se dedicaron al Adlib más puro y vanguardista, donde desfilaron 21 marcas que mostraron propuestas cargadas de líneas sensuales y románticas, marcadas por la exclusividad y el cuidado trabajo artesanal. Fue el momento de conocer las nuevas creaciones de Beatrice San Francisco, BSF Man, World Family Ibiza, Linnea Ibiza, Evitaloquepuedas, Elin Ritter, Félix Ramiro, Ibiza Stones, Marisa Cela, Ichiana Ibiza, Virginia Bald, Tony Bonet, Ibimoda, Piluca Bayarri, Ivanna Mestres y Vintage Ibiza. El brillo de las joyas fue responsabilidad de Elisa Pomar, Majoral e Isabel Guarch, mientras que los complementos corrieron a cargo de Espardenyes Torres, Dolors Miró Senallons y S72 Hat.

La familia Adlib crece y el domingo 5 de mayo fue el momento de los diseños de Natural Adlib. Nueve diseñadores mostraron sus propuestas más orgánicas, artesanales, ergonómicas y sostenibles. A la riqueza creativa se suma la firme intención de mejorar la calidad de vida del usuario. La comodidad es la máxima, con confecciones artesanales que se basan en la ecología, el comercio justo y el compromiso de mejorar el entorno. Nueve firmas se han adherido a este sello comprometido y desfilaron bajo este paraguas en la última jornada de la pasarela Adlib: Monika Maxim Ibiza, K de Kose-Jose Privée, Trinidades Ibiza, La Brisa Ibiza, Estrivancus, Ángela Martín, Belén Boheme, Tanit Jean Ibiza y Etikology

Un universo que refleja la riqueza de la moda ibicenca. Tras casi medio siglo de pasarela, volvió a verse el espíritu con el que la princesa Smilja decidió reivindicar la indumentaria tradicional para convertirlo en bandera de libertad. El espíritu libre, artista, multicultural y al que ahora se suma el compromiso por el entorno. Adlib sigue con su estandarte, “viste como quieras, pero con estilo”. Y también, con conciencia.

Casi medio siglo de historia
Sombreros de paja, zapatillas de esparto, mantones... La indumentaria tradicional ibicenca enamoró a los hippies de los 70 que recalaron en Ibiza. En 1971 nació la Semana de la Moda y artistas y extranjeros se enamoraron de la vestimenta artesanal de las ibicencas. José Colomar acuñó el nombre (originario de Adlibitum, libertad) y la princesa yugoslava Smilja se convirtió en la embajadora mundial de un estilo que abogaba por una mujer libre, sensual, natural y auténtica. El blanco, los bordados artesanales, los tejidos ligeros y las formas suaves permitían el movimiento del cuerpo de la mujer. Y con esta moda, miles de mujeres ibicencas lograron sus propios recursos económicos y consiguieron una explosión industrial. Hoy, esa libertad y creatividad sigue intacta.

Ver más

Moda

Moda sostenible

Ibiza
El concepto Slow Fashion se extiende por todo el mundo con el compromiso de la sostenibilidad y la responsabilidad social. No es tendencia: es una...
Moda

Pisando fuerte

Ibiza
El calzado artesano se revaloriza. Lo demuestran dos marcas que siguen caminos diferentes: la tradición de Carmina Shoemaker y la innovación de...